Una comedia honesta

Un montaje teatral de la oposición, pero de quienes nos oponemos a “vivir en la trampa”, a hacer las cosas “bajo cuerda”, y a que “nos lleven en la buena” untándonos la mano con una “tajada de mermelada” en una dedocracia paradójicamente unida por el serrucho donde todo es “más legal que un robo”.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0