Terror a la mexicana

Mucho se ha hablado ya de ‘La dama de negro’, la obra de teatro de terror que llegó el año pasado a la Sala Arlequín de Casa E y se coronó como una de las más vistas del teatro durante casi todo el 2017. Si recordamos un poco (aquí puedes hacerlo) este espectáculo llegó a Bogotá gracias a la experiencia terrorífica que tuvo el actor Robinson Díaz, al verla en un teatro en México. Lo impactó tanto que decidió traerla al país.

En una producción titánica por todo lo que implicaba hacerla, Robinson, de la mano de Grisales Producciones en cabeza de Patricia Grisales, lograron hacer la obra en el país y con la participación de Rafael Perrin, el director de la versión mexicana. 

Te puede interesar: En Casa E tienen miedo

Pues bien, después del ya mencionado año maravilloso de esta producción colombiana, llegó a la Sala Arlequín de Casa E, la versión mexicana para poder vivir en carne propia lo que el actor colombiano vivió en el país azteca. 

En una corta temporada que inició el 12 de enero y que terminará el próximo 27 del mismo mes, los bogotanos tienen la oportunidad de conocer a detalle, la leyenda de ‘La dama de negro’ que como lo han expresado miles de veces espectadores alrededor del mundo, va más allá de la experiencia teatral.

No se trata de ir a un teatro para que lo asusten con gritos y efectos, no, nada de eso, se trata de ir a dejarse sorprender por lo que le ocurre a Arthur Kipps, protagonista de la historia, para experimentar sensaciones nunca antes exploradas en escena en vivo, como un auténtico miedo. Lo aterrador es lo que le sucede a la mente después de salir de ella, por lo que se recomienda ir acompañado para poder abrazarse entre sí y mitigar un poco el pánico que se desembocará.

Lee también: ¿Vamos a teatro a ver una gran comedia?

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0