Sebastián Vega, actuando a son de vallenato

Foto tomada de: canalrcn.com/

Estudiante de teatro de la Academia Charlot, este bumangués es una gran persona con una energía que cautiva y contagia. Reconocido a nivel nacional por su aparición en producciones nacionales como Aquí no hay quien viva, A mano limpia, El Cartel, Chica Vampiro, Narcos, La Nocturna, entre otras, se le mide ahora, en teatro, a conquistar a una chica al son de las canciones de Diomedes Díaz. Acá nos cuenta un poco de su vida y lo que es esta experiencia en escena para él.

¿Cuál es el recuerdo más grato de la escuela de teatro?

El recuerdo más grato que tengo en general de la academia, cuando estudié, eran los maestros de la clase de teatro: Said Castro, uno que no recuerdo el nombre de apellido Ochoa, de Guatemala y Adiel Quintero, que fueron los maestros con los que yo estuve y siempre me daban muy duro en las clases, me tiraban, me regañaban, me exigían y, cada vez que terminaba un semestre, al final, en la muestra final de semestre, ellos se acercaban a mis papás y les decían ‘bueno, a Sebastián nosotros le damos duro, le exigimos mucho porque sabemos que puede dar, creemos en él, es muy activo y cada vez que logra algo queda como desparchado y empieza a mamar gallo’, entonces me exigían mucho, creo que eso fue algo que sirvió mucho para mi carrera y es uno de los recuerdos más bonitos que tengo.

Foto tomada de: pulzo.com

¿Amar más no pudo?

Ríe con la pregunta. “Bueno, yo pensé que yo había amado. Uno al principio cree que ama a los hermanos, luego que ama mucho a los papás, luego que ama mucho a una novia, luego que ama mucho a una pareja con la que uno dura o vive o lo que sea, ya después cuando nace mi hijo, pues yo decía que no puedo amar más (risas), despierta muchas cosas un hijo y, bueno, ahora el tema familiar con mi hijo, con mi esposa, que estamos esperando agrandar la familia, entonces cada vez ese amor se va volviendo más grande y ahí uno siempre dice ‘bueno, yo pensé que no podía amar más’ ¡y sí!”, y termina con más risas.

¿Alguna vez le pidió ayuda a un amigo para tener el amor de una mujer?

¡Claramente! Yo creo que cuando uno está de ‘levante’ uno siempre busca ayuda de un amigo o de una amiga. Creo que nunca me ‘levanté’ a una mujer (bueno, creo que a mi esposa sí) por mis propios medios, solo, sin ayuda, siempre me tocaba con ayuda. Ríe al terminar.

¿Qué expectativas tiene con el nuevo montaje de Amarte Más No Pude?

Me parece una función muy bonita, muy para salir de la rutina, de la monotonía, de todo lo que es el caos de la ciudad; es para que la gente vaya, disfrute, cante, se relaje, viva una cosa diferente y más si le gusta el vallenato, le va a encantar, y si no le gusta, ¡también le va a encantar! Es algo muy bonito, tiene una experiencia muy ‘bacana’ de lo que viven los personajes. Y expectativas, que funcione, que a la gente le guste. Por mi lado yo lo disfruto muchísimo, amo estar en teatro, en tablas, actuar, entonces las expectativas que tengo puestas en el proyecto son muy grandes, además, bajo la dirección y producción de Dago García, ha sido muy bonita esta experiencia de trabajar con él, un ser humano increíble, demasiado ‘pilo’ y le entrega a uno toda esa experiencia que tiene para uno poder ir sumándola

¿Cómo se siente la energía vallenata en el escenario?

¡No, eso es increíble! Bueno, yo tengo mi historia vallenatera: durante unos buenos años yo fui vallenatero totalmente, desde que acompañé a mi mamá a un concierto vallenato. Me acuerdo muy bien que ese momento era la ‘nueva ola del vallenato’, cuando estaba Peter, Silvestre, Pipe Peláez, Kaleth, eso fue como a mis quince años que mi mamá me dijo que la acompañara. Mi mamá siempre ha sido vallenatera y no solo vallenatera sino ‘diomedista’, entonces las canciones de Diomedes no me son ajenas porque, desde pequeño, mi mamá le decía a mi papá ‘prefiero que se metan con él a que se metan con Diomedes’. Escuchar las canciones de Diomedes en la voz de Rafa es muy ‘bacano’ porque es, casi, escuchar al maestro, a Diomedes cantar y detrás de escena soy de los que me estoy cambiando y bailo y canto, la verdad siento mucho lo que está pasando en el escenario a nivel del vallenato.

Esto nos contó Sebastián de su vida, de la actuación y de lo que es esta nueva experiencia con el vallenato junta a una obra de teatro que promete divertir y hacer bailar y cantar a más de uno; una obra donde Sebastián encarnará a un personaje que intenta conquistar a una bella chica (Marcela García) con la ayuda de las canciones de Diomedes Díaz, interpretadas por su hijo, Rafael Santos. Así es Amarte más no pude, la nueva obra de Dago García que estrena hoy en el Teatro Patria. ¡No te la pierdas!

COMPRA TUS ENTRADAS

Andrés Felipe Granados

IG y Twitter @anfegragu

Muchas más obras de teatro en Bogotá solo aquí en SoyTeatro, el teatro de Bogotá.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    Carolina 2 semanas

    Me encanta Sebatian Vega

  • DISQUS: 0