Labio de Liebre

En esta pieza teatral, un señor de la guerra, beneficiario de uno de esos procesos de justicia transicional que han recorrido a América de norte a sur, es recluido a regañadientes en un país predominantemente invernal en donde paga casa por cárcel. Allí lo visitarán personajes que nunca pensó que regresaran.

Uno de sus visitantes, bastante vivo y expresivo, es un muchacho con labio leporino: “labio de liebre”, “media jeta”, le dicen. Nadie se salva de la ironía de esta obra, escrita y dirigida por Fabio Rubiano, fundador, junto a Marcela Valencia, del Teatro Petra. El autor considera que su obra trata del perdón tanto como de la venganza. Al menos de esa forma peculiar de la venganza, propia de las tragedias: la que se espera que actúe a través de la conciencia del victimario; la misma que acosa al tío de Hamlet o al rey Macbeth con la presencia de sus víctimas. En este caso se trata de una familia de campesinos a la que el protagonista les causó más dolor del que se pueda soportar. Una familia que Rubiano se abstiene de idealizar, pues su intención no es invitar al público a compadecerse de alguien.

Al final esta apuesta teatral, magnífica en su escenografía, su iluminación y en sus metáforas visuales (como la de las víctimas que vomitan hojas y tierra, atragantados de injusticia), descubre cómo representar el dolor de Hécuba de una madre que sabe que van a matar a sus hijos, la injusticia de saber que los hayan asesinado como a los animales, junto con sus animales. Y aquello que no los deja descansar en paz: que el asesino los reconozca, los llame por sus nombres y recuerde la manera en la que terminó con sus vidas.

Más información


Producción:
Teatro Petra

Dramaturgia:
Fabio Rubiano

Dirección:
Fabio Rubiano

Elenco:
Marcela Valencia, Jacques Toukhmanian, Liliana Escobar, Biassini Segura, Ana María Cuellar, Fabio Rubiano y Jonatán Cabrera, Mauricio Santos, Geraldine Mora, Mauricio Infante, Diego Díaz y Angélica Rojas.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0