Nueva vida para el Astor Plaza: una buena noticia para el teatro en Bogotá

Desde hace unos meses, había dudas sobre el futuro del icónico teatro de Chapinero: después de la decisión de Hernán Orjuela de no renovar su periodo de gestión, se había hablado de un proyecto inmobiliario y de muchas otras opciones. El día de ayer se supo que el futuro de este espacio quedará ligado a los artes escénicos, al teatro y a la música – para la alegría de todos los apasionados del barrio y de la ciudad.

Los nuevos gestores del Astor Plaza serán Luz Amparo Álvarez y su esposo, Ricardo Prado. Ella conoce muy bien el espacio, pues lo frecuentó diariamente durante las grabaciones de algunas temporadas de Yo Me Llamo y para algunos de sus espectáculos como comediante e imitadora (por ejemplo Semejante Show). Él no es ajeno al mundo de las artes, ya que es uno de los más importante productores musicales del país. Los acompaña en este proyecto el manager de Luz Amparo, Martin Krauss.

Los sueños se hacen realidad y hoy se cumple uno de ellos.

Qué podemos esperar de esta nueva dirección?

Todo empieza el 25 de enero con Ricardo Quevedo y su show “Entren la Ropa– y pronto Liss Pereira y seguramente más humor (¡y la dirección de Luz Amparo da garantías!).

Habrá espectáculos infantiles (sábados y domingos) que se unirán debajo de la bandera “Vive tu infancia en el Astor Plaza” y… ¡música! Se habla de un show con música de Abba con César Escola y Connie Medina, un tributo a la obra de el extraordinario grupo sueco que ha marcado décadas y décadas – y probablemente habrá más en los próximos meses.

En la nueva programación podremos contar con teatro y actividades culturales para el barrio (ejemplo: el primer domingo de cada mes programación gratuita); y entre las primeras cosas que quieren hacer los nuevos gerentes está la remodelación del lobby, esa fundamental membrana entre la sala y la ciudad.

Esta pareja le traerá entretenimiento y cultura a la Capital – Foto del Instagram de Luz Amparo, @luzamparoal

Luz Amparo siempre había soñado con la dirección de un teatro; después de un experimento en El Polo con la dirección artística de  Víctor Quesada, hace pocos meses ya había perdido la esperanza de poder hacerse con un espacio más grande, cuando… de repente llegó la oportunidad del Astor Plaza. Queremos “enamorarnos de la vida, para que la vida se enamore de nosotros”, dice Luz Amparo. Estamos seguros que el barrio, la ciudad y todo Colombia se enamorarán de la nueva programación del Astor Plaza.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0