Johan Velandia y Enrique Carriazo en el Astor

Este director sigue sorprendiendo en las tablas, pues tras dirigir exitosas obras y cosechar grandes logros este primer semestre del 2019, tiene la oportunidad de dirigir a Enrique Carriazo y su personaje de “Lucho” en una cátedra que pretende divertir y meditar sobre la realidad de una sociedad desfavorecida. ¿Cómo no verla?

¿Enrique Carriazo es un excelente actor sin lugar a dudas, desde tu amplia experiencia como director de teatro y la gran calidad de tus obras, cómo te fue con Carriazo?

Tuve la fortuna de recibir la llamada de Enrique para contarme sobre su proyecto, escrito y liderado por el. Resultó tratarse de una cátedra o conferencia en la que explica cómo convertirse en un hombre de éxito desde su personaje “Lucho” de la Gloria de Lucho. El asume un riesgo importante al actuar y escribir al tiempo. Todos sabemos el talento que tiene y todos los riesgos que toma cuándo se involucra con un universo y con un personaje. Ahora en el teatro ha sido una gran sorpresa descubrir que después de tantos años de experiencia, todavía reside en él un actor disciplinado, respetuoso, que cumple con sus horarios, con sus ensayos, que estudia la letra, que se pone nervioso, lo que ha hecho enriquecedor este proceso. El hace entender que un actor nunca termina de formarse y que siempre está en constante búsqueda. Para mi ha sido maravilloso poder disfrutar de las herramientas actorales que tiene pero también de su disciplina y su rigor.

¿Cómo llevar un personaje como Lucho Garzón interpretado por Carriazo al teatro sin que pierda su identidad?

Enrique  ha sabido construir a Luis Eduardo Díaz  más conocido como el embolador que llegó a ser concejal, en esta telenovela que ha tenido gran impacto en la audiencia colombiana. Creo que detrás de esta historia alrededor de la dignidad de la pobreza, hay un equipo de actores maravillosos y él concentra muy bien todos los hallazgos que todo el equipo hizo durante la novela para su monólogo.

Carriazo es un inteligente actor que puede referir este universo del concejal y también el universo del embolador, el tema de la pobreza, de la dignidad, sin burlarse, sin señalar, sin satirizar, siempre desde un lugar respetuoso sobre los menos favorecidos de la sociedad.

¿Daniel Samper y Alejandro Riaño han llevado charlas a los teatros en un formato que ha funcionado muy bien, qué podemos esperar de La Gloria de Lucho en teatro?

Los referentes como los de Daniel Samper y Alejandro Riaño son determinantes en este momento teatral y para este tipo de espectáculo que remite a llevar al teatro un personaje  que está de moda.

En este montaje vamos a ver una reflexión importante sobre el éxito, sobre el miedo, sobre la culpa y la dignidad del pobre, esto último un tema que mueve mis fibras porque mis obras siempre tienen un piso social que me interesa y allí estamos en la misma línea con Enrique que parte de un referente de una novela, pero que debajo de eso y del humor, hay una línea muy fina de un tema social bien importante.

Allí el público seguramente se va a divertir con las ocurrencias de “Lucho” en el desarrollo de la obra y a la vez reflexionará sobre  el tema de las clases menos favorecidas. Yo entro a operar allí desde una óptica artística al convertir esta conferencia en un hecho teatral.

¿Por qué no nos debemos perder La Gloria de Lucho en teatro?

No se pueden perder esta obra por el encuentro, por el diálogo cercano con este actor que sin duda es uno de los grandes actores de este país. Realmente  vale la pena ir al Astor Plaza y presenciar el espectáculo y a este actor que está solo en el escenario durante más de una hora, dándonos una conferencia sobre el éxito y hablando de temas muy importantes para el ser humano.

Muchas más obras de teatro en Bogotá solo aquí en SoyTeatro, el teatro de Bogotá.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0