‘Souvenir Asiático’, poesía hecha imágenes

Cuando se ve ‘Souvenir Asiático’ inmediatamente se entiende por qué es que esta obra fue la ganadora de la Beca de montaje de Dramaturgias Colombianas de MinCultura en el 2017, pues es sin lugar ha dudas es una de las mejores propuestas que se han escrito en los últimos años en el teatro colombiano. Y es que la verdad, las palabras no alcanzan para describir todo lo que se vive montado -literalmente- en esta desgarradora apuesta teatral. 

Hay que verla para entender cómo es que la dramaturgia, exquisita y poética de Martha Márquez, encuentra la batuta perfecta bajo la sensibilidad de la dirección de Javier Gámez, quien sabe poner en escena un tema tan delicado como la migración de una forma que parece onírica, pero que está cargada de una realidad a la que nos enfrentamos y nos hace sentir avergonzados como especie. 

El diseño de cada detalle del montaje está tan cuidadosamente escogido que todo tiene una intención, humana y artística, social e impresionantemente estética. Las imágenes logradas por los artistas de esta obra, incomodan, conmueven, emocionan y despiertan. Preguntas, múltiples preguntas son las que quedan retumbando en la cabeza de los espectadores al enfrentarse a esta pieza. 

Dos de los mejores titiriteros del país, Víctor Pérez y Henry López; y dos grandes actores de la escena teatral de Botogá, Gina Jaimes y Juan Manuel Barona, son los encargados de llevarnos en este viaje -que a los espectadores nos resulta un naufragio- en el que nos encontraremos con personajes de distintas nacionalidades pero con las mismas preocupaciones y temores humanos. Esta pieza es un reflejo de lo terriblemente cruel que puede ser el humano al defender una “línea” no solo geográfica, sino peor aún; ideológica.

La compañía ‘Los animistas’ encuentra en esta simbiosis de títeres, diseño sonoro 4.1, video y actores, una fábula de imágenes desgarradoras, poéticas y absolutamente necesarias para los tiempos que vivimos. Ver esta obra en sus últimas funciones en el Teatro Petra, resulta un compromiso insoslayable con nosotros mismos. 

Redacción por: @marcelinocc16  

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0