‘Casting’, el oficio del actor

“Esto es solo un show”, con esa sentencia en el título de la obra entonces no hay que romperse la cabeza para entender lo que está pasando y de lo que somos testigos. Como experiencia, Cabaret Restaurante Show siempre le da un aura especial a los espectáculos que se presentan allí y en el caso de ‘Casting, parece no haber mejor espacio para que la potencia de comedia que presenta el director Alejandro Aguilar sacuda a los espectadores que se reirán y verán en cada una de las historias un homenaje al quehacer del actor.

El argumento se centra en las exigencias de una nueva producción que le han asignado a un director de teatro desempleado que, haciendo guiño a la vida del autor, a pesar de que “estudió en cuba y New York” terminó dirigiendo una cosa que ni se sabe qué es por falta de industria.

En ese escenario llegarán actores de todas las clases; naturales, de método, ex participantes de realities, youtubers y modelos, todos con la tarea de actuar, bailar, cantar y hasta desnudarse -a petición del público- en un acto de striper que enloquecerá al público hacia el final del espectáculo.

La obra que en sí es un drama, se disfraza con la máscara de la comedia para cuestionar al medio, al público, a la agenda, a un tipo de contenido que hoy en día se expone en salas comerciales. Pero no lo cuestiona ni para bien ni para mal, esa decisión le pertenece a cada espectador. Pero sí abre preguntas acerca de las etiquetas: un ex participante de un famoso reality lucha día a día por quitarse el cliché que le marcó su paso por dicho programa, un actor que tiene que cargar con la responsabilidad de ser el heredero de uno de los mejores actores del país, un actor que tiene que superar la tara física, un actor que salió de la calle y quiso construir una carrera en esta profesión que a él poco le ofrece, un actor que es modelo, finalmente, un actor.

Saliendo un poco de los dramas humanos y pesados que lo caracterizan, Aguilar se acerca a la comedia negra con un tono más cómico y caricaturesco. Bajo la producción de Sandra Guzmán, quien también interviene en el show, y la esposa de Alejandro, Ana Karina Soto, este show muestra que cada perfil está cuidadosamente elegido, de ahí que la verdad de actores como Edwin Garrido, Orian Suárez, Alfonso Ortíz, Brian Moreno, Julián Caicedo, Iván Jara y el propio Alejandro, se sienta en el escenario.

La comedia que ya estuvo en temporada en febrero en estas mimas tablas regresa próximamente al escenario de Cabaret, gracias a su éxito para la temporada de agosto, tendrá funciones de jueves a sábado y será el plato principal de la experiencia “noche viva” del icónico Restaurante Show del norte de Bogotá. 

Finalmente, este espectáculo es uno de esos shows que el público agradece, porque es tan atrevido, divertido y significativo, que al final todos, sin excepción,  salen con una sonrisa de oreja a oreja, contentos por la función que vivieron y como si supieran que vivir solo es un show.

Redacción: Marcelino Cuéllar (Twitter: @marcelinocc16)

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0